0

Van Niekerk destroza el récord mundial y nos deja a todos boquiabiertos

Seguramente ya tenemos el momento de estos Juegos, y es la final de los 400m y el protagonista el sudafricano Van Niekerk. Ya venía de ser campeón del mundo el pasado año con una marca cercana al mítico WR de Michael Johnson y este año se ha proclamado campeón olímpico y triturando el récord mundial.

La final del 400m era una de las finales más esperadas después de lo ocurrido en los Campeonatos del Mundo el pasado año en Pekín con Van Niekerk acercándose mucho al récord de Johnson y con Kirani James y LaShawn Merritt haciendo marcones por debajo de 44s.

Pero ahora llegaba un escenario todavía mayor, los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. Tras lo visto en series y semifinales parecía que Kirani James, campeón olímpico en Londres, partía como favorito. Junto a él LaShawn Merritt, líder del año en 400 y 200 y por la calle 8 el campeón mundial Van Niekerk.

Mientras inevitablemente la mirada se nos iba al duelo entre Merritt y James en las calles centales donde iban pegados, aparecía primero destacado en al recta final el sudafricano, que cada vez sacaba más ventaja y apenas se le notaba la caída de la velocidad, entra primero en la meta y…. 43,03s. La primera reacción es que no puede ser verdad, pero si, se pulveriza el récord mundial de 400m.

Impresionante récord mundial del sudafricano.

Impresionante récord mundial del sudafricano.

De esta forma Van Niekerk supera en 16 centésimas el anterior récord mundial, el mítico récord de Michael Johnson en los mundiales de Sevilla en el 99 de 43,18s.

La forma de lograrlo ha sido sencillamente alucinante, por la calle 8 (primer campeón olímpico de 400m por la calle 8) saliendo muy rápido, corriendo un primer 300 de locura y aguantando la caída de la velocidad de forma increíble que le hacía ir aumentado la distancia sobre sus rivales.

El pase del 300 fue de 30,7s algo inhumano totalmente, para finalizar el último 100 en 12,2. Johnson había pasado en 31,66s y acabado en 11,5. Es una media de correr 4 100m a 10,7s de media. Los datos son estratósfericos y asustan.

Además es el único corredor en la historia en bajar de los 10s en 100m, de los 20s en los 200m y de 44s en los 400m. Y todo esto con tan solo 24 años. Por tanto Wayne Van Niekerk ya es historia del atletismo, pero ojo a todo lo que puede lograr todavía en el futuro. Porque además dejo sensación que no acababa fundido del todo y que es capaz de mejorar todavía más si cabe esa marca imposible.

Además de la historia que hemos vivido y que mientras escribo estas líneas todavía no acabo de creerme vivimos una final maravillosa. Primera final olímpica con 3 hombres por debajo de los 44s. Y es que la plata fue para Kirani James con 43,76s y el bronce para LaShawn Merritt con 43,85s.

De esta manera los tres grandes del momento ya tienen su título olímpico, Merritt en Pekín, James en Londres y Van Niekerk en Río.

Pero además Cedenio fue cuarto con 44,01s récord de Trinidad, Sibanda quinto con 44,25s con tan solo 18 años y sexto Khamis con 44,36s récord de Bahrein. En definitiva, una final que nunca olvidaremos.

Un hombre ha corrido 400m en 43,03s y pasando el 300 en 30,7s. Todavía me cuesta creerlo pero Van Niekerk nos ha hecho disfrutar de manera barbara e inolvidable, consiguiendo dos cosas extraordinarias, que nunca olvidemos esta carrera y robarle el protagonismo a Usain Bolt el día de su tercer oro consecutivo en los 100m.

Y días como este nos recuerdan la grandeza de este deporte, que explora los límites del ser humano y que tiene una belleza inigualable.

Veremos hasta donde es capaz de llegar este fenomenal atleta sudafricano.

Gracias por esta carrera Van Niekerk.

Iván Devesa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *