Ruth Beitia: La mejor atleta española de la historia

Ayer os contábamos la noticia de la retirada definitiva de Ruth Beitia con sus declaraciones en vídeo, y ahora nos gustaría hacer un pequeño repaso de la carrera deportiva de la que es sin duda alguna la mejor atleta de la historia de nuestro atletismo.Desde su primer récord de España en 1998 con sólo 19 añitos hasta conseguir la ansiada gloria olímpica en los juegos de Río de Janeiro 2016 han ocurrido muchas cosas. Además de lograr 15 medallas internacionales, numerosos récord de España, la capitana de la selección española se ha caracterizado siempre por contagiar una positividad y una pasión por su deporte admirables. Por todo esto el atletismo español le guardará siempre un recuerdo especial, admiración y respeto.

Su historial es absolutamente impresionante, además de las citadas 15 medallas internacionales, ha sido 13 veces campeona de España al aire libre, 16 veces en pista cubierta. La Asociación Española de Estadísticos de la RFEA le ha creado una biografía con los resultados de toda su carrera deportiva. Click aquí para acceder a ella.

En Ruth Beitia se han juntado todos los factores necesarios para dar con una super estrella del atletismo mundial:

 

1.Talento natural

Sus 192cm de altura combinados con una gran fuerza en el tren inferior le han proporcionado una potente zancada y un salto muy poderoso. Unido a su estilizada silueta y ligereza ha dado desde muy joven el prototipo perfecto de saltadora de altura.

 

2.Entorno favorable.

Es bien sabido que el entorno familiar es el más influyente en la formación tanto académica como deportiva de cualquier persona, y en el caso de Ruth el hecho de que sus padres estuvieran de lleno en el mundillo del atletismo formando parte del grupo de jueces seguro que ha sido muy determinante para meter en esa brillante cabecita el gusto y la pasión por este deporte. Desde muy joven comenzó a entrenarse en las escuelas de Santander y pronto apareció la figura de Ramón Torralbo como entrenador. Figura clave en esta historia que queda muy bien reflejado en la frase que siempre repite Ruth ante los medios tras sus grandes logros, expresando su agradecimiento y reconocimiento a “su 50%”.

Ramón Torralbo es un técnico con una gran formación y amplia experiencia en el salto de altura, considerado entre los mejores entrenadores del mundo de la disciplina. Sin duda es el mayor responsable de este enorme éxito junto con la propia Ruth, en los saltos es fundamental el ojo observador y corrector de una técnica que debe ser perfecta. Una planificación muy meticulosa y estudiada para conseguir una carrera deportiva tan larga y exitosa. Y sobre todo un apoyo psicológico en los momentos importantes, ya sean competiciones internacionales, momentos duros en los entrenamientos cuando no salen las cosas, o aquel 2012 en el que incitó a Ruth a seguir entrenando y volver a la competición… Tiene mucho mucho mérito.

 

3. Mentalidad ganadora.

No son pocos los casos de atletas con excepcionales cualidades físicas y con todo listo para ganarlo absolutamente todo, y que sin embargo en los momentos clave se quedan por el camino. La cántabra también ha sabido trabajar en el ámbito psicológico, se ha preocupado de rodearse de buenos profesionales como Toñi Martos psicóloga y coach especializada en deportistas, le han sabido dar la importancia que tiene a este aspecto.

No sólo esas constantes palabras positivas y enorme sonrisa, también los rituales de concentración, como cuando se tumba con la cara tapada, o cuando le habla al listón y le mira fijamente moviendo los dedos. Imágenes grabadas en la mente del aficionado español que le servían para meter mente y cuerpo al 100% en el salto y sacar el máximo rendimiento.

 

 

4. Trabajo duro y disciplina.

Para llegar a la élite en cualquier deporte hace falta mucho mucho entrenamiento y esfuerzo, y más aun para mantenerse ahí durante más de 20 años. Compaginar la rutina de deportista profesional, con estudios universitarios o trabajo como diputada en el parlamento de Cantabria requiere no sólo de trabajo duro sino también de una organización, disciplina y compromiso realmente admirables.

Los 3 puntos anteriores , talento, entorno favorable y psicología son patas fundamentales para el éxito, pero sin este último, sin el esfuerzo y sacrificio, no habría llegado ni uno sólo de los resultados, y es otro en el que Ruth, una vez más ha sido todo un ejemplo a seguir.

 

5. Grande dentro y fuera de la pista

En 2011 el relevo de 4×100 femenino se había clasificado para el mundial, lo que suponía debutar en una gran competición internacional como es un mundial para las velocistas Plácida Martínez, Amparo Cotán y Belen Recio, que formarían equipo junto a Concha Montaner. La lesión de Belen Recio los días previos a la competición dejaba el equipo incompleto. Entonces, nuestra Ruth Beitia ni se lo pensó, y se ofreció a correr ella misma el relevo, pudiendo así debutar las relevistas españolas.

El último premio ganado en una pista de atletismo también es buena prueba de ello, el premio al fair play, cuando tras quedar Alessia Trost fuera de la final en la clasificación del mundial, Ruth la consolaba en un año muy duro para la atleta italiana en el que había perdido a su madre y a su entrenador.

 

Nos entristece y mucho su retirada, por eso queremos recordar la frase que escribió nuestro colaborador Manuel Sainz (también compañero de entrenamientos de Ruth) :

 

“Ojalá atletas como Ruth Beitia no tuvieran que retirarse nunca.”

 

En un genial artículo (Hay sueños que sí se cumplen) con el que nos deleitó cuando los Juegos Olímpicos por fin le dieron a nuestra atleta el reconocimiento que se merecía. Ese momento de la retirada ha llegado, pero las hazañas y su ejemplo queda grabado para siempre en la historia del atletismo.

 

Raúl Casado

TAFAD, Club Atletismo Valladolid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *