La velocidad jamaicana sigue de moda

Este fin de semana se celebro en Mónaco la gala en la que la IAAF elige a los mejores atletas del año.

En la categoría masculina los finalistas eran el gran Usain Bolt, el espectacular fondista británico Mo Farah y la sensación ukraniana en salto de altura, Bondarenko.

Bolt, Bondarenko, Farah.
Los tres aspirantes a atleta del año masculino.

En categoría femenina las finalistas eran la también velocista jamaicana Fraser, la imbatible lanzadora de peso neozelandesa Valerie Adams y la dominadora del 400vallas de esta temporada, la checa Hejnova.

Adams, Fraser, Hejnova.
Las tres aspirantes a atleta del año femenina.

Al final la velocidad jamaicana se llevo ambos galardones, es la primera vez que un país tiene al mejor atleta del año en ambas categorías desde los Estados Unidos en 1988, donde también con los velocistas Carl Lewis y Florence Griffith.

Los dos jamaicanos posan con su galardón.

Además de la distinción, reciben 100000 dólares cada uno.

Usain Bolt, la gran estrella del atletismo mundial, se lleva el galardón por quinta vez en los últimos seis años.

Solo en 2010 cedió el trono para el excepcional atleta keniata David Rudisha.

Ni que decir tiene que con 5 premios es el atleta más laureado de la historia.

Bolt ha vuelto a realizar otra gran temporada, mostrándose dominante, sobretodo en los momentos claves de la temporada.

Aunque sus marcas, dentro de ser excepcionales, no fueron las de otras temporada, llegado el gran campeonato del año, el Mundial e Moscú, no dio opción a sus rivales y se llevo tres oros, en 100,200 y 4×100.

De esta manera suma 10 medallas mundialistas, 8 de ellas de oro, a lo que hay que sumar sus 6 oros olímpicos, lo que le convierte en uno de los más grandes atletas, sino el que más, de la historia.

A pesar de ello, yo este año le hubiese otorgado el galardón al fenomenal fondista Mo Farah, que consiguió el doblete mundialista en 5000 y 10000, además debatir el récord de Europa de 1500.

Sin desmerecer la temporada de Bondarenko que nos ha maravillado en cada competición que ha realizado esta año y que ha estado muy cerca de un récord del mundo, que estoy seguro que pronto batirá.

Por su parte Shelly-Ann Fraser consigue por primera vez esta distinción y se convierte en la segunda mujer jamaicana en conseguirlo, tras la también velocista Merlene Ottey, que lo logro en el año 1990.

Fraser, al igual que Bolt, también conquisto el triplete en Moscú, ganando en los 100,200 y 4×100.

Con ello suma 7 medallas mundialistas, 5 de oro y además des doble campeona olímpica de 100.

Este año ha corrido en 10,71 los 100m ha tan solo una centésima de su marca personal y ha ganado la prueba de los 100 y 200 de la Diamond League.

Por tanto a pesar el buen nivel de sus rivales por el galardón, para mi se lo lleva con toda justicia la simpática y siempre sonriente pequeña atleta jamaicana.

De todas formas destacar también la temporada de Hejnova que no ha perdido ninguna carrera de 400vallas en toda la temporada y se ha proclamado campeona del mundo y ganadora de la Diamond League en su disciplina.

Y lo mismo de Valerie Adams, absoluta dominadora en los últimos años del lanzamiento de peso.

Por tanto la velocidad jamaicana, a pesar del algún contratiempo por temas de dopaje sigue mostrándose dominante y desde hace años comiéndole la tostada a los americanos.

La americana Mary Cain fue distinguida como mejora atleta joven del año.

Decir que además de estos premios estrella, en la gala se otorgaron otros galardones entre los que destacan el de mejor promesa, para la americana de 17 años Mary Cain, finalista del 1500 en el mundial de Moscú.

Y como mejor logró de un entrenador se premio, como no podía ser de otra manera, a Alberto Salazar, que entre sus grandes logros cuenta con transformar a Farah en el atleta que es actualmente.

De esta manera se pone punto final a esta temporada y ya deseando que comience la próxima.

Por: @devesovic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *