Jose Ignacio Díaz: Los 50km marcha

José Ignacio Díaz, como bien dice su web, (joseignaciodiaz.com), es un caballero andante, atleta internacional en 20 y 50 km marcha. Entrenado por el sabio José Antonio Quintana, viste los colores del UBU-Caja Burgos-Campos de Castilla. Ha pasado por campeonatos mundiales, europeos, iberoamericanos… pero sigue teniendo pendiente el reto de los Juegos Olímpicos. Además es Diplomado en Fisioterapia y Diplomado en Podología. Actualmente compagina su actividad atlética con su trabajo a tiempo parcial en una clínica. Aqui os dejamos su artículo:

Jose Ignacio con su club, UBU-Caja Burgos-Campos de Castilla.

Desde este nuevo blog sobre atletismo al que deseo mucha suerte me han pedido escribir unas líneas con total libertad. Y no he visto tema mejor del que hablar que la prueba que tanto adoro, los 50 km marcha. Recomiendo que si algún experto en psiquiatría empieza a leer el artículo, abandone aquí mismo la lectura, pues probablemente escribiré algunas cosas que nos harán parecer locos a los que nos dedicamos a esta prueba.

En mis años en este deporte he escuchado muchas palabras diferentes de muchas bocas diferentes refiriéndose al 50 km, tales como es una salvajada”, “yo eso no lo voy a hacer en la vida”, “un marchador se consagra en el 50”, “el 50 es para los que no valen para el 20”, “es difícil de entrenar pero fácil de competir”, “hasta el 40 llega bien todo el mundo”, “no se pueden hacer más de dos en un año”, “no pasa nada por hacer tres 50 km en la misma temporada”… y tantas frases que me llevarían líneas y líneas reproducir. Seguro que todas tienen su parte de verdad y su parte de mentira (hasta la de “yo eso no lo voy a hacer en la vida”).

Para mí lo más especial de la prueba es la satisfacción enorme que sientes una vez terminas la prueba. Es algo muy difícil de describir, pero siempre está presente, sea cual sea el crono con el que entres en meta. Lógicamente, cuando consigues un buen tiempo o una buena posición, la sensación de satisfacción se convierte ya en euforia. Seguramente los que corréis maratón, aunque sea a nivel popular, comprendéis perfectamente lo que os estoy diciendo. Mi explicación es que durante los últimos kilómetros lo pasas tan mal (vayas rápido o despacio, ganando la prueba o pinchando) que te sientes una especie de héroe sólo por superar ese dolor de piernas y conseguir acabar la prueba. Y es que para mí es a nivel muscular donde está la dureza del 50 km. A veces vas tan hecho polvo en esos últimos km que intentas cambiar de ritmo, apretar, crees que lo has conseguido y, cuando pasas por el siguiente punto kilométrico, ves que el tiempo ha sido similar o peor incluso que el anterior.

Jose Ignacio compitiendo con la selección en los pasados mundiales de Moscú.

Pero hay muchas cosas más que dan atractivo a esta prueba. Tiene mucho de estrategia. Es muy importante ser consciente de tus posibilidades, tener un plan trazado de a qué ritmos quieres ir en cada parte y ser capaz de cumplirlo sin pasarte de ritmo, pues al principio uno se ve bien y puede excederse ligeramente en el ritmo. Lamentablemente esos segundos por kilómetro que puedes ganar en la primera parte se convertirán en minutos que perderás en el final si has pecado de valiente. Eso da circunstancias muy curiosas en esta prueba que difícilmente se ven en otra, como que en el km 45 puede ir más rápido el 20º que el 2º, por ejemplo. O ver a los doblados desdoblarse y posteriormente incluso adelantar a atletas que iban en cabeza y han pinchado. Por eso a veces, aparte de tener un plan preestablecido, hay que saber leer la prueba (tus sensaciones, el día que hace, la dureza del circuito, etc.), por si es necesario ser más cauto y dejar de lado nuestras intenciones iniciales.

Personalmente son estas cosas las que me hacen disfrutar en una prueba de 50 km. Sí, disfrutar, no me he equivocado. Se sufre. Y mucho. Pero también se disfruta, creedme. Menos mal que si los psiquiatras han hecho caso de mis consejos no habrán leído hasta aquí.

Sé que es mucho pedir a la gente ajena que lea esto que se dedique a la marcha. Mucho más aún que se dedique al 50 km. Pero os invito a que sigáis una prueba en directo (en el circuito, no por televisión) desde el principio hasta el final. Seguro que al final os resulta más entretenida de lo esperado y disfrutáis con remontadas espectaculares, hundimientos increíbles y con la sensación de ver a auténticos valientes cruzar la línea de meta emocionados.

Escrito por: José Ignacio Díaz

Alberto Rodríguez

Intento de atleta y marchador. Toledano acogido en Madrid. Se supone que soy el que manda aquí. Se supone. Tw: @Albertobe7

Un comentario sobre “Jose Ignacio Díaz: Los 50km marcha

  • el octubre 28, 2013 a las 2:33 pm
    Permalink

    Bonito artículo, A seguir luchando por esta prueba dura donde las haya.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *