Jornada con victorias de los favoritos en Glasgow2014

Nueva jornada atlética en el mítico Hampden Park, que sigue mostrando un aspecto espectacular en un competición siempre con una atmósfera especial como son los Juegos de las Commonwealth, que nos dejó siete nuevos campeones y con victorias de grandes favoritos como Kirani James en el 400m masculina o la intratable Valerie Adams en el peso femenino.

Además de otro triplete de las chicas kenianas, en una prueba tan suya como el 3000m obstáculos y la victoria del aclamado campeón británico Rutherford en la longitud.

Todo lo ocurrido lo repasamos a continuación:

Empezamos con la final de los 400m lisos en la categoría masculina donde el gran favorito el atleta de Granada Kirani James, actual campeón olímpico de la distancia, se impuso con un crono de 44,24s un nuevo récord de los campeonatos y que hizo imposible que ninguno de sus rivales pudiese acercarse al triunfo.

Kirani James no dio opción a sus rivales y se llevo el oro en los 400m.
Kirani James no dio opción a sus rivales y se llevo el oro en los 400m.

La plata fue para el sudafricano Van Niekerk, que refrenda una gran temporada con esta plata en 44,68s mientras que el bronce fue para el hombre de Trinidad y Tobago Lalonde Gordon con 44,78s. Fueron los únicos hombres que bajaron de 45s en la final.

Pasamos a la final del peso femenino, donde la única favorita era la invencible lanzadora neozelandesa Valerie Adams, que como no podía ser de otra manera volvió a cumplir con los pronósticos y se llevó la medalla de oro, con un mejor lanzamiento de 19,88m.

Es la competición número 54 que gana de manera consecutiva Adamas, invicta desde Agosto de 2010.

Además encadena su tercer oro consecutivo en los Juegos de la Commonwealth, y la medalla 600 en la historia de su país en la competición.

Tremendo el palmares de esta chica, que además de 54 victorias seguidas y los tres oros en este evento, cuenta con los últimos cuatro títulos mundiales y dos olímpicos en sus vitrinas, además de tres oros y una plata en los últimos cuatro mundiales en pista cubierta. Simplemente intratable.

Y como no, otro triunfo para la abandera de Nueva Zelanda.
Y como no, otro triunfo para la abandera de Nueva Zelanda.

La medalla de plata fue para la mujer de Trinidad Cleopatra Borel con 18,57m y la de bronce para la canadiense Julie Labonte con 17,58m en una muy buena jornada para su país, Canadá.

En el 3000 obstáculos femenino, un nuevo triplete keniano gracias a la victoria y medalla de oro de Cherotich Kirui por delante de su compatriota y favorita Milcah Chemos y Joan Kipkemoi.

Las kenianas logran su segundo triplete tras el del 10000m en una de sus pruebas favoritas y donde el tiempo de la vencedora fue de 9:30:96.

Las kenianas se llevan un nuevo triplete, esta vez en 3000 obstáculos.
Las kenianas se llevan un nuevo triplete, esta vez en 3000 obstáculos.

Cabe destacar que las australianas Heiner y Lacaze fueron cuarta y quinta ambas con mejor marca personal.

Y hablando de la buena jornada canadiense pasamos a la combinada femenina, el heptatlón, donde las dos atletas canadienses Thiesen-Eaton y Zelinka fueron claramente superiores a sus rivales y se hicieron con el oro y la plata para su país.

6590 puntos sumo la primera para imponerse con claridad a su compatriota que se quedo en 6270 puntos.

Eaton y Zelinka celebrando el doblete canadiense en heptatlón.
Eaton y Zelinka celebrando el doblete canadiense en heptatlón.

El bronce fue para la inglesa Jessica Tapin con 5695 puntos.

Y de una prueba con dos oros canadienses a otra, aunque es este caso fuese oro y bronce, la altura masculina.

El gran favorito a la victoria, el canadiense Drouin se hizo con el oro saltando 2,31m, lejos de los 2,40m que acredita este año pero suficientes para ser campeón.

La plata fue para el chipriota Ioannou con 2,28m y el bronce para el también canadiense Mason en 2,25m.

En el salto de longitud masculino, el británico Rutherford, actual campeón olímpico y muy aclamado por el público se hizo con la medalla de oro, gracias a un mejor salto de 8,20m.

Rutherford volvió a ser profeta en su tierra al igual que en los pasados juegos.
Rutherford volvió a ser profeta en su tierra al igual que en los pasados juegos.

Le escoltaron en el podium los sudafricanos Visser 8,12m y Saamai con 8,08m.

Por último en la final de la jabalina femenina la vencedora fue la australiana Mickle con un fenomenal lanzamiento de 65,96m, nuevo récord de los campeonatos.

Le escoltaron en el podium la sudafricana Viljoen y la también australiana Roberts.

Además de las finales, destacar en este cuarto día de competición la clara victoria de Rudisha en su semi de 800m y el paso de las favotiras del 200m en la primera ronda de la prueba.

By @devesovic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *