2

García Bragado, la leyenda del “hombre de marmol”

Cuenta una antigua leyenda, que el 21 de Agosto de 1.993 en la ciudad alemana de Stuttgart, un hombre se proclamó campeón de mundo de 50km marcha con apenas una chocolatina como fuente de energía. La leyenda dice también que ese atleta se acabaría convirtiendo en uno de los mejores marchadores de la historia, a la sombra de un polaco llamado Robert Korzeniowski. Hablamos, como no de Jesús Ángel García Bragado, “el hombre de marmol”.

Capítulo a capítulo, esa leyenda nos muestra al atleta que ha participado en más mundiales de la historia (11), al español que ha participado en más JJOO (6) y a uno de los deportistas españoles más laureados de la historia. A día de hoy, no sabemos donde encontraremos el desenlace a su exitosa carrera deportiva. Jesús Ángel García Bragado, a sus 44 años recién cumplidos, sigue y seguirá sorprendiéndonos.

Chuso, como le llaman sus amigos, es todo un referente nacional, mundial, y desde los 11 años también lo ha sido para mi. Mis primeros recuerdos sobre atletismo son con 9 años en el mundial de Sevilla 99, sentado frente al televisor y viendo a Abel Antón ganar el oro en maratón. Después llegarían los JJOO de Sidney 2.000 en los que con 10 años ya me fijaba en los marchadores, a los que intentaba imitar ante las carcajadas y caras de incredulidad de mi hermano y mi padre. Pero ya en Edmonton 2.001 llegó mi descubrimiento de “el hombre de marmol”. Con 11 años ni siquiera conocía la existencia de una prueba de marcha de 50km, y probé a verla entera en cuanto me enteré. Sin conocer a ningún participante y sin saber si teníamos atletas con potencial me senté frente al televisor y vi la mayor hazaña que recuerdo. Un pequeño marchador, vestido con la camiseta española y rompiendo la carrera desde prácticamente el inicio. Evidentemente ya no pude despegarme de la silla, y con los ojos como platos asistí al eterno duelo entre García Bragado y Korzeniowski en el que el madrileño conquistó la plata y me conquistó a mi.

A partir de entonces comenzó mi especial admiración hacia Chuso y comencé a seguirle en todas las pruebas televisadas en las que participaba. Siempre conseguía sorprenderme, con su marchar que no aparentaba esfuerzo alguno, esa forma de entrar en la meta como si viniese de dar un paseo de 15 minutos… Consiguió hacerme ver que con el esfuerzo, la entrega y sobre todo una mentalidad ganadora se pueden conseguir grandes cosas, ya que refleja perfectamente los valores que todo atleta debería tener.

Pero en el palmarés de Bragado siempre habrá una pequeña espina, le falta una medalla olímpica. Probablemente la que le arrebató el italiano Alex Schwazer, campeón olímpico en Pekín 2.008, donde Chuso terminó 4º. Jesús Ángel tiene opciones de conseguir la medalla de bronce ya que Schwazer dio positivo por dopaje meses más tarde y podría ser desposeído del oro olímpico. Pese a la espina olímpica, Bragado posee 6 medallas internacionales:

Oro: Stuttgart 1.993 (Mundial)

Plata: Atenas 1.997 (Mundial)

Plata: Edmonton 2.001 (Mundial)

Bronce: Berlín 2.009 (Mundial)

Plata: Gotemburgo 2.006 (Europeo)

Bronce: Múnich 2.002 (Europeo)

Aparte de estas 6 medallas Jesús Ángel posee 2 diplomas olímpicos, en Pekín 2.008 (4º) y en Atenas 2.004 (5º) y 9 victorias en diferentes pruebas internacionales. Además Jesús Ángel ha sido 4 veces campeón de España de 50km y ha encabezado el ranking español de 50km marcha en más de 10 ocasiones. Su mejor marca personal en 50km es de 3h39:54 mientras que en 20km marcha es de 1h23:09.

Tras todos estos éxitos también ha habido momentos muy malos. Una racha de molestias en la espalda le ha privado de alcanzar mayores cotas. Sendos abandonos en los JJOO de Atlanta 96 y en los mundiales de Sevilla 99. O las descalificaciones en Helsinki 2.005, Osaka 2.007 y Daegu 2.011.

Pese a todo esto, Bragado no se rinde con nada, y contra viento, marea, recortes y lesiones, Chuso acaba volviendo a darnos alegrías. La última en los pasados mundiales de Moscú. A sus 43 años terminó 12º y siendo el primer español en meta con un gran crono de 3h46. Una anécdota de esta prueba nos demuestra que nada puede con “el hombre de marmol”. Hacia el km 15-20 Chuso dejó de aparecer en los parciales y los cronos oficiales. Todo el mundo daba por hecho que había tenido que retirarse de la prueba, aunque nadie sabía nada de seguro y la televisión no nos mostraba imagen alguna. Pero de repente en el km 25 Chuso volvió a aparecer para sorpresa de todos!! Al parecer todo se debió a un fallo del chip que llevan los atletas para seguir sus tiempos, pero está claro que ni las altas tecnologías pueden con “el hombre de marmol”.

Aquí vemos la famosa medalla de oro de Bragado conseguida en Stuttgart 1.993:

Y aquí la carrera de Edmonton 2.001 donde yo le vi competir por primera vez:

Esta es una breve historia de la carrera deportiva de Jesús Ángel García Bragado, el deportista menos valorado que ha dado este país, y lo que supuso para mi el conocerle compitiendo. Gracias a él probablemente sea tan amante del atletismo y en consecuencia gracias a él existe este blog. Podría explayarme mucho más pero creo que no debo abusar de los lectores. Como bien dijo Ramón Trecet, la vida de este atleta da para una novela. Una novela de leyenda, a la que todavía le faltan las últimas páginas por escribir.

Por: @Albertobe7

Alberto Rodríguez

Intento de atleta y marchador. Toledano acogido en Madrid. Se supone que soy el que manda aquí. Se supone. Tw: @Albertobe7

2 Comments

  1. Pingback: Murcia recibe lo mejor de la marcha española | Desde los Tacos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *