Diario de Kevin López: Día 3, debut en competición

Seguimos con el diario de Kevin López desde Zurich y en esta ocasión en el tercer día allí, empieza la competición para él y de una forma inmejorable clasificándose para las semis. Sin más os dejamos con su relato desde Zurich:

 

El día D llegó. Este día comenzó como los demás aquí en Zurich, desayuno, descanso en la habitación, un poco de recepción porque me aburría en la habitación y a comer. ¿Y qué tocaba después de comer? ¡La siesta! Aquí empieza a cambiar un poco el día en cuanto al resto. La siesta no es como la de los demás días, hoy hay nervios, tensión e inquietud. Sólo descansas, no duermes. Después de la siesta toca empezar con mi rutina de competir. Una ducha para empezar, continuamos con un café y preparamos la mochila. Pongo dorsal en la maleta, chandal de calentamiento, y por supuesto, en la camiseta de compertir. Cambio los clavos de las zapatillas, ya que nos advirtieron que estuvieran bien afilados. Están utilizando un material nuevo para la pista, en teoría más rápido, sacrificando el que sea más blanda y cómoda. Todo listo. Cogemos el bus de las 16:40, siempre acompañados de nuestro responsable. La pista está a unos 30 minutos en bus desde el hotel. Llegamos, nos tumbamos un poco, y 10min antes de empezar a calentar el fisio de la selección me hace algunos ejercicios de movilidad. A las 17:45 empiezo a calentar. Quince minutos de carrera continua, algunos ejercicios de movilidad, un poco de técnica de carrera y un par de progresivos. A las 18:20 se abre la primera cámara de llamada para reunirnos a todos los de la primera serie. Entramos, confirman que ya estamos allí, nos revisan dorsales y zapatillas de clavos. Aproximadamente estamos unos 10 minutos en esta primera cámara de llamada, y nos trasladan a la segunda. Esta segunda cámara de llamada, ya en el estadio, está a diez minutos en bus de la pista de calentamiento, este campeonato no está destacando por su organización…

Ya estamos en la segunda cámara de llamada, me pongo los clavos y hago algunas progresiones en una recta de tartán de unos 100m que hay allí. Salimos a pista, son las 19:00, nos dejan colocarnos en nuestras calles, nos quedamos en la ropa de competición y hago un par de progresivos más. Ya estamos en el día D y la hora H!!! Las sensaciones durante el calentamiento han sido buenísimas. Me encontraba muy bien de piernas, muy suelto y descansado, y sobre todo, rápido. Se da el pistoletazo de salida. Me intento colocar delante pero al paso por el 200 me dan de hostias hasta en el carnet de identidad. Me asusto un poco porque por un momento me vi en el suelo. Me coloco último y espero a que se relaje la cosa. Antes de pasar por el toque de campana decido colocarme en una posición para estar atento a los cambios que se suelen producir en los últimos 300m. Me coloco tercero. Efectivamente, a falta de 300m empiezan acelerar, me mantengo tercero. A falta de 150m las cosa continua igual, Lewandoski primero, el francés segundo y yo tercero. Antes del último 100m decido pasar al francés e irme a por Lewandoski progresivamente, desgastando lo mínimo, sólo para asegurarme estar en posición de pasar por puestos a las semifinales y evitar sorpresas en los últimos metros.

A falta de 50m miro para atrás y veo que ya puedo soltar el pie del acelerador. Ya estoy en SEMIFINALES.

Después de pasar por zona mixta, me dirijo de nuevo a la zona de calentamiento, el fisio me espera. Hay alguna molestia en la planta del pie, en los días previos al campeonato me ha estado dando la lata la fascitis plantar. La pista, como ya avisaban, es bastante dura y eso no beneficia a mi fascitis. Llego a la pista de calentamiento, después de los 10 minutos de bus correspondientes. Allí esta Bodoque, uno de los fisios de la selección, me da bastante caña en la planta del pie para recuperarla lo mejor posible para mañana.

Fundamental la labor del fisio para recuperar tras la carrera.
Fundamental la labor del fisio para recuperar tras la carrera.

A parte de la tarea que tuvo con mi planta del pie, me da un masaje muy suave en el resto de las piernas, para drenar y recuperar de la carrera. Ya son las 21h y toca coger el bus para el hotel, cenar, y una ducha bien caliente, otra de mis rutinas después de correr una ronda previa. Ya estamos en la cama, hoy costará dormir. Es muy típico después de correr por la tarde que el cuerpo se queda muy activo y cuesta conciliar el sueño.

Pero hay que intentar dormir y descansar lo máximo que mañana tocara correr más y mejor.

 

Por: Kevin López Yerga (@kevinlopezyerga) 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *