“Cuando debutas con la roja de atletismo”, por Patricia Urquía

Hola a todos, soy Patricia Urquía, aunque me suelen llamar Urqui, velocista, e internacional con la selección española, en la que debuté esta pasada temporada. Tras mi incorporación como colaboradora a la web, mis compañeros de Desde Los Tacos me han pedido que cuente un poco sobre mi debut con la selección, así que aquí vais a poder ver como viví esos emocionantes días.

¿Cómo fue para mí el debut internacional?, La verdad que aun estoy en proceso de asimilarlo… jaja!

Una vez mínima en mano, y con el título de campeona de España, un pie lo tenía puesto en el avión, sin embargo no era capaz de creérmelo cuando salieron las listas, tuve que esperar a aterrizar en Roma para ser consciente de que estaba ocurriendo.

He de decir que estaba un poquito asustada, por el hecho de ser nueva y no conocer a casi nadie de la gran expedición que se llevó al campeonato de Europa. Sin embargo, poco duró mi miedo, porque conocí a casi todo el equipo la noche antes de salir, en el hotel. Hay mucho sentimiento de equipo, y todos fuimos como una gran familia, la verdad es que se vio mucho durante el campeonato, toda la selección animábamos a quien estuviese en pista, porque no importa que dos semanas antes fuese tu rival, o del club contrario, ahora todos éramos un equipo, #TeamEsp, un gran grupo de chavales, compartiendo la misma pasión por el deporte.

Foto: RunOnline

 

A nivel de competición, todo era una pasada, estaba alucinando cuando vi el estadio, la pista de calentamiento… todo en general. El día de calentamiento me tranquilicé un poco al poder usar la pista y el starter. Mi objetivo, aunque algo difícil, era pasar de ronda y buscar MMP, y aunque la suerte del viento no estuvo de mi parte, pude pasar de ronda, eso sí, algo lejos de poder hacer MMP. Disfruté como una enana mi competición, y cumplí (bueno, casi) mis objetivos a nivel individual, incluso con una pájara después de la semifinal.

 

 

A nivel de equipo, el relevo 4×100, fue una alegría, la primera vez que corríamos juntas, y conseguimos batir el récord de España (Jaël Bestué, Andrea Verdú, Carmen Marco, y yo misma, y Alba Borrero, que aunque no pudo correr, fue parte del equipo), lo que nos llevó directamente a la final en la que acabamos 7º, los cambios fueron un poquito más caóticos esta segunda vez…

 

Y dicho queda que mi objetivo no era muy “top”, pero en la sección había gente que sí llegaba entre los primeros puestos del ránking, y la alegría que nos daba a todos ver como pasaban de ronda o subían al pódium… no se puede explicar, bastaba vernos algunas mañanas chillar en el hotel viendo el streaming, o aplaudiendo en el comedor cuando alguno llegaba mas tarde. Pero nada comparado con los chillos de la pista. Fuimos, y somos un equipo, y las alegrías y las penas, ¡se compartían!

Y desde luego, ver correr a alguna ‘bestia en’ directo, que sabes que algún día verás en unos Juegos… Eso no tiene nombre, es atletismo, atletismo del bueno, y no puedo estar más feliz de haber tenido la oportunidad de vivirlo en directo.

Para mí, desde que pisamos el hotel, fue una sorpresa cruzarme por todas partes con gente de otros países, llegar al comedor y ver mesas, cada una con gente de países diferentes… pero todos juntos. Mola.

 En cuanto a lo personal tuve la oportunidad de hablar con un grupo de holandeses un día durante la cena, ¡casi todos entendían Español!, o después de competir, con una irlandesa, una suiza, ingleses… o los voluntarios italianos.

Fue, una experiencia que no voy a olvidar. Y pienso seguir trabajando como nunca, para poder volver a vestir los colores de la selección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *