1

Carta a un lesionado

Puede que te vayas a perder un campeonato importante, puede que tengas que estar parado dos, tres meses e incluso años, puede que tu lesión no te permita volver a ser lo que eras, o puede que incluso te tengas que apartar de tu deporte. Pero a pesar de esto, compañero, que no decaiga el ánimo.

En ocasiones puede parecer imposible la recuperación pero no debes perder nunca la esperanza, puedes volver a hacer lo que te gusta si realmente es lo que quieres y lo deseas con todas tus fuerzas, tarde o temprano volverás a hacerlo, y quien sabe si volverás a tu estado original, o quizá más alto.. Quien sabe donde está el límite, por eso no te desanimes y no te pongas límites.

Si sigues teniendo dudas, te pondré algunos ejemplos que han hecho lo que parecía imposible:

Dimitri Bilozerchev: Cuando era el rey indiscutible de la gimnasia mundial, un accidente de tráfico le hizo estar apunto de necesitar amputar su pierna izquierda. Los médicos creían que no podría volver a caminar. Pero él se empeñó en que volvería y se puso a rehabilitarse y a entrenar con todas sus ganas, llegando incluso a sufrir desmayos por los dolores. Hasta que consiguió volver a caminar y dos años después logró volver a lo más alto proclamandose campeón del mundo.

Rafa Nadal: Tres meses y medio parado por su lesión de rodilla, muchos eran los que decían que ya no iba a ser el mismo, y ahora ahi le tenemos, número 1 del mundo y ha recuperado su mejor juego e incluso algunos se atreven a decir que a vuelto mejor aun.

Niki Lauda: Hace poco hicieron una película sobre su hazaña, quedando al borde de la muerte en un accidente de F1, tan sólo seis semanas después y en contra de las recomendaciones médicas se volvió a subir al coche y demostró que aun le quedaba mucho por dar y volvió a disputar los primeros puestos enseguida.

Patti Wilson: Desde pequeña la diagnosticaron epilepsia. Pero ella un día le confeso a su padre (que era corredor también), que lo que más le gustaría sería correr con él, a pesar de correr riesgo debido a su enfermedad. Y así lo hizo empezó a correr siempre con supervisión de su padre y acabó años más tarde haciendo el récord de larga distancia saliendo desde Orange County y llegando ni más ni menos que hasta la Casa Blanca donde pudo estrechar la mano al presidente de los Estados Unidos.

Si ellos lo han conseguido… ¿Por qué no ibas a ser tú el próximo en asombrar al mundo?

A por todas!!

P.D.: Seguro que conoces alguna historia tan increíble o más que éstas, o quizá hayas pasado por algo similar, nos gustaría leerte!! No dudes en dejarlo en los comentarios. Un saludo 😉

raulcasado96

TAFAD, Club Atletismo Valladolid

One Comment

  1. Impresionante artículo, ralu!!
    Que bueno sería que nos aplicáramos esto como filosofía en todos los aspectos de nuestras vidas… un abrazo campeón !!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *