22 años del gran éxito de Cacho en Barcelona 92

Hace unos días se cumplían 22 años de una de las grandes gestas de la historia de nuestro atletismo, sino la mayor, el oro olímpico de Fermín Cacho en Barcenola 92.

El soriano es el único atleta español de la historia con dos medallas olímpicas y logro siete medallas en ocho años en grandes campeonatos, además de poseer durante muchos años el récord europeo de 1500m.

Pero hoy en nuestra sección recordando la historia nos centramos en aquella prueba disputada el pasado 8 de Agosto de 1992 en el estadio olímpico de Montjuic.

España estaba realizando unas olimpíadas soñadas, que ni los más optimistas podían imaginar, pero ese día en el estadio olímpico se viviría el momento más mágico para nuestro deporte y en especial para nuestro atletismo.

Era la final del 1500m, una prueba con tanta tradición en nuestro país, el estadio por supuesto lleno, más de 66.000 gargantas dispuestas a apoyar a nuestra gran opción en la final, el soriano Fermín Cacho.

Pese a ser subcampeón mundial el año anterior en pista cubiert, el soriano no partía como el gran favorito para la prueba, que contaba con los africanos y en especial con Morcelli. como gran favorito para colgarse el oro.

La final salió muy lenta, típica de grandes campeonatos, lo que en principio no favorecía mucho las aspiraciones de nuestro atleta.

A falta de 500m Cacho se situaba segundo y con espacios para entrar bien en los metros decisivos de la prueba.

A falta de poco más de 200m aprovecho un hueco dejado por el keniata Chesire y se lanzo como una exhalación a por la línea de meta, ya para la historia esa recta final con Cacho delante, pletórico, lleno de fuerzas y viendo como por detrás nadie se le acercaba.

Cacho celebrando en meta su gran triunfo.
Cacho celebrando en meta su gran triunfo.

Y si el gran Fermín Cacho entraba en meta con los brazos en alta, con un gesto de incredulidad y felicidad, era campeón olímpico de 1500m y en España, en su casa, ante un estadio enloquecido, en uno de los grandes momentos de esos juegos y sin duda del deporte español.

Su tiempo en meta era de 3:40:12, y el marroquí El Basir y Suleiman de Qatar eran segundo y tercero, pero todo eso era lo de menos, un español era campeón olímpico de 1500m, que momento.

Para los que tuvimos la suerte de vivirlo en directo por la tele es un momento inolvidable, el que les escribe solo tenía siete años en aquel entonces, pero lo recuerdo como si fuese ayer mismo.

Con su medalla de oro al cuello.
Con su medalla de oro al cuello.

Morcelli al final solo pudo ser séptimo, lo curioso es que unos días después acabaría batiendo el récord del mundo con 3:28:86.

Tras este gran éxito Cacho fue también logró la plata cuatro años después en Atlanta y fue dos veces subcampeón mundial y campeón europeo.

Sin duda una leyenda de nuestro atletismo y que quizá cuenta con el gran momento del atletismo español, con esa gran final de Barcelona.

By @devesovic

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *